¿Qué es la cistitis?

Si has llegado hasta aquí y estás leyendo este artículo, seguramente habrás padecido en alguna ocasión una infección de orina, por lo que la palabra cistitis no te resultará desconocida.

Existen varias causas que provocan una infección de orina, pero la más recurrente es la infección por la bacteria E.coli (Escherichia coli).  Generalmente, cuatro de cada cinco infecciones están provocadas por ella. 

La E.coli es una bacteria que vive en nuestro intestino grueso y que tiene una gran variedad genética lo que dificulta en gran manera su tratamiento. 

Desgraciadamente, esta bacteria se ha hecho muy resistente a los tratamientos con antibióticos, situación que favorece la reiterada aparición de la infección, sobretodo en mujeres jóvenes y sexualmente activas.

La E.coli coloniza nuestro tracto urinario por varias causas, entre ellas:

- Falta de una adecuada higiene.

- Bañarnos o estar en contacto con superficies que contienen aguas estancadas donde está presente esta bacteria.

- Paso de las bacterias del ano a la vagina durante las relaciones sexuales.

Las infecciones también pueden deberse a otros factores como:

- Virus, hongos, parásitos.

- Alteración de la flora vaginal.

- Cambios hormonales.

- Toma de medicamentos (antibióticos, AAINES, etc...).

- Radioterapia.

- Cualquier causa que impida el vaciado completo de la vejiga o que produzca retención de orina.

- Etc...

Lo ideal es acudir al médico para que realice un examen exhaustivo sobre la causa que está provocando la cistitis y proceder con el tratamiento más adecuado.

Tratamiento natural para la infección de orina

En el caso de que el diagnóstico sea el de una infección bacteriana, el tratamiento es el de utilizar antibióticos, sin embargo podemos recurrir al arándano rojo ya que puede ser una alternativa eficaz para tratar la cistitis.

Uno de los principales problemas en el tratamiento de la cistitis es la resistencia a las bacterias que causan los antibióticos debido generalmente al mal uso que se suele hacer de ellos.  A diferencia de los antibióticos, el arándano rojo carece de efectos secundarios y puede tomarse durante largos períodos, tanto para la prevención como en el tratamiento.  Incluso puede tomarse junto con los antibióticos.

Arándano rojo

Propiedades del Arándano rojo

Las propiedades antibacterianas del arándano rojo se deben a las proantocianidinas (PAC).  Según investigaciones publicadas en BMC Urology (Estudio AQUÍ) en los hospitales Quirón y General Universitario de Valencia, se observó una reducción muy significativa en pacientes con infecciones manifiestas después de un tratamiento de entre tres y seis meses.  La administración de arándano rojo durante el tratamiento debe ser de una concentración mínima de 240 mg/día de PAC (proantocianidinas) para reducir la recaída y mejorar la sintomatología asociada (Revista Urología Integrada de Investigación. 2008).

La reducción de las recaídas de las infecciones de repetición fue bastante notable, mayor al 90% sin observarse ninguna reacción adversa relacionada con la ingesta de arándano rojo.

El arándano rojo es una gran fuente de minerales como el calcio, el potasio y el manganeso.  También contiene gran cantidad de vitamina C, flavonoides y taninos lo que lo convierte en un potente antioxidante.

Además de ser eficaz en el tratamiento de las infecciones urinarias producidas por la bacteria E.coli, el arándano rojo favorece la salud de los riñones, regenera la mucosa bucal y actúa como antioxidante.

Arándano rojo, remedio natural para tratar la cistitis

Si optamos por recurrir a remedios naturales para tratar la cistitis, como el arándano rojo, debemos saber que si pasadas 24 horas los síntomas de la infección no han disminuido de forma considerable significa que probablemente la E.coli no sea la causante de la infección por lo que se deberá acudir al médico para que efectúe un diagnóstico de las causas que producen dicha sintomatología.

Contraindicaciones del Arándano rojo

No tomar si se consumen medicamentos anticoagulantes.

No tomar si se es alérgico al ácido benzoico.

No tomar si se está tomando ácido acetilsalicílico.

Donde comprar Arándano rojo

El arándano rojo lo podemos encontrar en herbolario o herboristerías, tanto en comercio online como físico, en distintas presentaciones:  cápsulas, comprimidos o pastillas, extracto, jugo o en polvo concentrado.  

Antes de adquirir arándano rojo, pregunta a un profesional cual es la mejor presentación, laboratorio y dosificación para que el tratamiento resulte eficaz.

Si necesitas cualquier aclaración o ampliar la información sobre el artículo no dudes en dejar tu comentario.

Y si te ha gustado no dudes en compartirlo.

Herbolario online SANISSIMA